sábado, 31 de mayo de 2014

Julia Magistratti



MEDIDAS

No midas si caigo en cuentas,
si persigo la sal marina que tiene el pez que te nada en los ojos,
y voy con mis migas al encuentro de los pájaros.
si a veces se me descascara el aire,
como  una pared que ha sido vivida y llena de ecos, envejece.

No midas. Si este tamaño no es el mío,
cuando cruzo como la liebre los caminos
para que nunca me alcancen.
Si sueño demasiado largo.

No midas si te miro y son mis ojos los que andan sueltos,
si me quedo de más o de menos,
si siempre es inicial y primero mirarte
y dar vueltas en mi eje de planeta.

No midas si me llegan las lluvias, los aparecidos,
silencios que la naturaleza empoza.

No los midas si vienen mis caballos lastimados.
No midas si resto.

No midas ni mi galera, ni mi conejo de la suerte,
Ni mi paloma de la paz.



LOS TRES DESEOS

No se cumplirán los tres deseos
ni te será dado el instante único.
Entonces puedes partir.
Limpia y serena.
Puedes desnudarte
o partir el pan
o matar un animal para alimentarte
o trepar las ramas
o hundir tus manos en agua caliente.
Luego, igual, no te será concedido ningún deseo.

Tu ángel es esta mosca
que intentas aplastar
contra tu cara, y no lo sabes.
  


AMORES

Amamos
los nombres con los que nombramos las cosas exclusivas e íntimas.
Amamos
las fibras que no pudimos dejar vivir.

Y es entonces cuando los tallos se quiebran
y aparece un limón en tu vereda;
cuando el viento recarga los objetos

cuando respondes con palabras obesas todo lo que ignoras.

Y te fracasa la maternidad de los instantes del mundo.
Y las mañanas con su caracol salpicado de rocío.

Y pides a nadie que te alcance un rosario
cuyas cuentas son de miga de pan. 


Julia Magistratti, El hueso de la sombra, Buenos Aires, Ruinas Circulares, 2011

2 comentarios:

  1. No mediremos... Hermosa poesía, Julia. Gracias caro por difundirla.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Lidia!!! La poesía de Julia se lo merece!

    ResponderEliminar